Cómo vender una casa

Cómo vender una casa


¿Cómo vender una casa?

¿Te mudas a otra ciudad? ¿Quieres cambiar de vecindario? Sin importar cuál sea la razón por la que hayas decidido cambiar de vivienda, cuando inicias la venta de una casa es probable que no sea tan fácil como suena. De hecho, éste proceso puede durar mucho tiempo, muchas veces causando que el propietario termine bajando demasiado el precio del inmueble para poder concretar la venta.

¡No pierdas tiempo ni dinero! Hoy queremos mostrarte algunos tips para que puedas vender tu casa de forma más fácil y rápida. Te aseguramos que si prestas mucha atención y sigues nuestros consejos podrás realizar una venta en donde todos salgan ganando.

 

Selecciona el mejor agente de bienes raíces

Por muchas habilidades de persuasión que poseas y aun cuando tu casa esté en las mejores condiciones, un agente inmobiliario logrará mejores resultados. Principalmente porque las compañías inmobiliarias proporcionan mayor confianza a los potenciales clientes.

Por otro lado, los agentes de bienes raíces te ayudarán a facilitar el proceso, ya que poseen información útil sobre casas similares o cercanas a la tuya y tienen experiencia en el trato con las personas interesadas en comprar. Además, actúan como mediadores para que la venta se realice de manera profesional.

Es muy importante que seas muy cuidadoso al elegir. No cualquier corredor inmobiliario puede hacer un buen trabajo, algunos ofrecen tratos en donde no te ves beneficiado e incluso hay una pequeña posibilidad de encontrarse con estafas. Asegúrate de elegir a alguien que trabaje para una empresa de renombre, preferiblemente con buena reputación y que cumpla con tus exigencias.

 

Determina el precio de tu casa

Recuerda que el mercado inmobiliario está en constante cambio, así que no puedes elegir el precio que más te parezca o la cantidad que necesites. Debes guiarte por los precios que fija el mercado.

¿Y cómo lo determino? Compara tu casa con otras similares a la tuya que también estén a la venta. Haz un recorrido por tu vecindario, fíjate en las casas que tengan los mismos metros cuadrados que los de la tuya, compara la antigüedad, considera las reformas y mejoras que tenga tu inmueble, o los desperfectos, etc.

 

Prepara tu casa para los posibles compradores

Es importante que hagas que tu casa sea atractiva y haga que las personas quieran vivir en ella. Encárgate de arreglar todos los pequeños desperfectos que le resten puntos, como puertas que rechinan, gabinetes que no cierran bien, grietas en la pared, filtraciones… Y asegúrate de que siempre esté impecable y ordenada.

También debes retirar todos tus efectos personales, como fotos familiares o los adornos de la nevera, para que los interesados puedan ver la casa objetivamente.

 

Publica tu inmueble en diferentes medios

Utiliza todos los medios confiables que puedas para publicar un anuncio de venta de tu casa. Si es posible, utiliza los periódicos locales, avisos impresos, radio o cualquier otro medio. Y, por supuesto, publica tu anuncio en los portales online para la venta de inmuebles. Actualmente el internet es una herramienta muy utilizada para comprar y vender casi cualquier cosa.

 

Lleva a cabo las visitas

El siguiente paso es pautar las visitas de los potenciales compradores. Con ayuda de tu agente inmobiliario, establece fechas convenientes para las visitas y asegúrate de que la casa esté completamente apta para esos días.

Éste es quizás el paso más importante, ya que es aquí donde los interesados en tu inmueble podrán ver en persona si tu casa es lo que realmente están buscando.

 

¡No te dejes llevar por la primera oferta!

Puede que estés muy ansioso y quieras vender tu casa lo antes posible, pero recuerda que si haces las cosas apresuradamente podrías salir perdiendo. Así que espera un poco de tiempo hasta que tengas más de una oferta.

También es importante que no te conformes con el primer precio que te ofrezca cada comprador, sino que intentes negociar un poco con cada uno de ellos, de forma que aumentes las posibilidades de ganar más dinero.

Por último, compara todas las ofertas que tengas y selecciona la más conveniente para ti.

 

Establece una fecha y concreta la venta

¡Ya estarás muy cerca de vender tu casa y seguir con tus planes!

Para terminar el trato, sólo es necesario que por medio del corredor de bienes raíces se fije una fecha para firmar y cerrar la venta.