Cómo comprar una casa

Cómo comprar una casa


Cómo comprar una casa

Adquirir un inmueble no es una decisión que debería tomarse a la ligera, especialmente si se trata de la casa en donde tú y tu familia vivirán. Un hogar es mucho más que un sitio para dormir, es un sitio en donde se vivirán momentos únicos y donde se plasmarán recuerdos imborrables. Piensa en cómo todos los sitios en donde has vivido han influido en ti como persona.

Sin embargo, eso no quiere decir que por encontrar tu casa de ensueño debas adquirir un inmueble fuera de tu presupuesto o en un lugar tan lejano que entorpezca el resto de tus actividades cotidianas. La idea es encontrar el equilibrio perfecto entre lo que puedes pagar, lo que realmente necesitas y la opción que más te guste.

Si estás por comprar una casa, nuestro artículo será realmente útil para ti. Hoy queremos mostrarte algunas pautas que podrías seguir para que la adquisición de tu nuevo hogar no se convierta en un dolor de cabeza.

 

Escoge una zona para buscar

Lo primero que debes hacer es determinar la ubicación. Ten en cuenta que preferiblemente tu hogar debería ser de fácil acceso para ti y para todas las personas que la habitarán. Así que lo mejor es elegir un área cercana a tu trabajo, lugar de estudios, lugares más concurridos, etc.

Por otro lado, es mucho mejor si la zona que eliges posee escuelas, hospitales, supermercados, restaurantes, cualquier tipo de comercios, áreas verdes… Todo lo que veas importante para tu comodidad.

Y, por último, busca una zona segura y con un buen ambiente vecinal.

 

Determina las “características que DEBE tener” y las que “te gustaría que tuviera”

Al buscar tu nuevo hogar es mejor sincerarse y separar cuáles son las características que realmente debe tener tu hogar y cuáles son aquellas de las que se podría prescindir, pero que te gustarían. Por ejemplo, si tu familia es de 3 personas, deberían necesitar como mínimo 2 habitaciones, por lo que esa es una característica necesaria. Mientras que si, por ejemplo, si te gustaría que la casa tuviera piscina, es lo que consideraríamos como opcional.

La finalidad de esto, es descartar los sitios que simplemente no cumplen con las características que buscas para darle la prioridad a los que sí lo hacen. Luego, una vez hayas filtrado tu búsqueda, podrás seleccionar entre las que posean los rasgos “extra” que más te gusten.

 

Acude a un agente inmobiliario

Los agentes de bienes raíces son profesionales que te ayudarán a encontrar las mejores opciones. Ellos encontrarán todas las casas que estén a la venta en las zonas que hayas elegido, con las características que necesites que tenga y que se encuentren dentro de tu presupuesto.

Además, se encargan de pautar las visitas y son mediadores entre el vendedor y el comprador durante todo el proceso de compra-venta. Esto facilita y agiliza todo el proceso y evita pasar malos ratos a ambas partes.

 

Concreta la financiación y obtén la aprobación de la hipoteca

Una vez hayas elegido la casa y se haya llegado a un acuerdo con el precio, deberás acudir a tu banco de confianza para proceder con la hipoteca.

Recuerda no excederte, porque aun cuando tu banco te apruebe una hipoteca demasiado grande, sólo tú sabes cuánto puedes pagar.

Luego de haber obtenido la financiación, solamente son necesarios un par de pasos más.

 

Programa inspecciones técnicas antes de hacer la compra

Es muy importante que se realice una inspección sobre el estado de la propiedad, tanto si se está adquiriendo una vivienda nueva como usada. Y ésta debe ser realizada por profesionales.

Muchas casas pueden parecer encontrarse en un perfecto estado, pero contar con desperfectos de fábrica o deterioros impalpables.

Esto será realmente útil para ti, ya que en caso de haber algún problema con la vivienda podrías descartarla de tus opciones o negociar el precio final.

 

Establece una fecha y concreta la compra

Luego de haber seguido los pasos anteriores, ya deberías contar con todo lo necesario para realizar la compra y deberías estar 100% seguro con tu decisión. Por lo que ya a esas alturas podrás fijar una fecha para el cierre de la compra y estarás a sólo un paso de estrenar tu nuevo hogar.