Cómo elegir un agente de bienes raíces

Cómo elegir un agente de bienes raíces


¿Cómo elegir un agente de bienes raíces?

Vender una casa es un proceso realmente lento y a veces muy difícil que puede convertirse en todo un dolor de cabeza para ti, especialmente si tienes expectativas de salir rápido del inmueble. Además, vender un patrimonio tan significativo financieramente como lo es una casa no es un asunto al que deberías restarle importancia.

Y es por eso que siempre es mejor contar con la ayuda de un profesional. Los agentes de bienes raíces son personas especializadas en la venta de inmuebles que agilizarán todo el proceso y atraerán a un mayor número de potenciales compradores. Por otro lado, contratando a un profesional estarás mucho más seguro, ya que estos conocen todo el procedimiento legal y se encargan de que se cumpla por completo.

¡Pero ten mucho cuidado! No todos los agentes de bienes raíces son iguales y no todos te convienen. Y eso sin contar que pueden existir algunas compañías fraudulentas. Así que antes de elegir tu agente es importante que consideres todas las opciones que tengas y que te decidas por el que te genere más confianza y cumpla con tus necesidades. Ten en cuenta que la persona que elijas será la responsable de que cumplas un objetivo muy importante para ti.

Si no sabes cómo elegir, en nuestro artículo te traemos algunos aspectos que deberías considerar antes de contratar a un agente inmobiliario.

 

Experiencia en el sector

Una de las cosas que hace a un agente inmobiliario mejor que otro es la experiencia que posee. Si ya tiene tiempo en el área y ha vendido muchísimas otras viviendas, es muy probable que pueda darte los mejores resultados.

Fíjate en las credenciales que tenga y en sus licencias. Además, es recomendable pautar una entrevista con la persona antes de confiarle tu casa. No temas preguntarle sobre cuál es su experiencia en el área.

 

Reputación de la agencia inmobiliaria

Asegúrate que el corredor que se encargará de la venta de tu inmueble pertenezca a una compañía que exista y que sea conocida. Algunos puntos que determinan esto es la publicidad que posee (vallas publicitarias, anuncios en la radio o la televisión, etc.), la presencia en la web y qué tan popular es.

Además, es importante que ésta no cuente con un gran número de quejas o mala reputación.

 

Referencias de antiguos clientes

Haz una especie de “investigación” sobre la compañía inmobiliaria y el agente. Contacta a clientes que hayan realizado la venta de su inmueble con él y pregúntales sobre su experiencia.

 

Críticas online

De la misma forma, las críticas en línea pueden ser realmente útiles para ti. Existen portales web que alojan una gran cantidad de reseñas relacionadas con el sector inmobiliario escritas por los propios clientes. Con ayuda de éstas verás opiniones sinceras sobre el agente y podrás determinar si es o no una buena opción.

 

Revisa el listado actual de casas que posea el agente

Esto te ayudará a ver qué tan preparado está el corredor de bienes raíces para realizar la venta de tu casa. Fíjate especialmente en las casas similares a las tuyas y en los rangos de precio, y compara si son compatibles con las características de tu vivienda.

 

Servicios que ofrece

Un agente inmobiliario no debería limitarse a mostrar tu casa y ser intermediario entre ambas partes. Asegúrate de que la persona que contrates ofrezca un servicio integral, que conozca todos los procesos legales, se encargue de la documentación, tenga conocimientos arquitectónicos, etc.

Además, éste debería tener una disponibilidad conveniente para ti. Debe ser capaz de aclarar cualquier duda que tengas o de resolver los posibles inconvenientes rápida y fácilmente.

 

Precio o porcentaje de comisión

Por último, determina si lo que te cobrará el agente te conviene o si es mejor buscar otras opciones. Lo ideal es encontrar un profesional que pueda ofrecerte un servicio con una relación de calidad-servicio equilibrada que además se ajuste a tu presupuesto.

En el sector inmobiliario encontrarás agentes de todo tipo: aquellos que cobran comisiones extremadamente altas o alguien que, por el contrario, ofrezca un servicio accesible para ti. Analiza, haz cálculos y tómate el tiempo que necesites para saber si ése es el agente de bienes raíces que necesitas.